miércoles, 27 de junio de 2012

nostalgia noventera

"Todo tiempo pasado fue mejor" es una frase que suena lejana en la infancia y adolescencia, cuando uno jura que los 30 están lejísimos, pero que se va haciendo realidad cada vez que se cumplen años y nos acercamos a esa cifra miedosa, llena de arrugas para algunos y adiposidad para otros, o de ambas cosas para los menos afortunados como yo. Y aclaro aún no cumplo 30.

Pero es esta frase de batalla de abuelas y tías la que se hace cada vez más real cuando uno envejece y nota que así como creció, al menos en edad física, sus ídolos de infancia y adolescencia también lo hicieron y generalmente no de un modo positivo. Por eso y por culpa del aburridor video de Fiona Apple decidí escribir una especie de listado de por qué en serio los noventas, y específicamente mi pasado adolescente musical, televisivo y "cinematográfico" fue una época más linda en la que debimos habernos quedado detenidos, al menos en 1998.

Y es que en los noventa definitivamente las cosas eran mejores porque...
  • Fiona Apple y Bjork no hacían música aburridora, y si bien podía no gustarle a todos, al menos no era somnífera y en extremo mamerta como lo que hacen ahora.
  • Garbage era una buena banda y Shirley Manson no hacía música con cantantes de nombres precarios como "Sky Ferreira".
  • Andrea Echeverri era "punk" y no tenía hijos que sacaran su lado maternal y cursi y "la hicieran mejor amante, le destaparan sus conductos y le hicieran crecer los senos, el vientre y las caderas..."
  • Smashing Pumpkins tenía su alineación original (extraño a D'arcy). 


  • Gwen Stefani era soltera, resentida y despechada. No doubt.
  • Marilyn Manson era satánico, divertido, flaco y relevante.
  • Madonna era menos musculosa y tenía libros porno.
  • Tori Amos y Courtney Love no habían decidido operarse la cara hasta parecer personas distintas a las que son.
  • Britney era adolescente, y era dios (aún lo es pero no como en los noventa).
  • Era más difícil salir del closet de fans de las Boybands que admitir ser homosexual.
  • Christina Aguilera no se había engordado.
  • Las Spice Girls eran dios y uno sufrió mucho cuando se fue Ginger Spice.
  • Existía Blur.
  • Uno se deprimía si no tenía un tamagotchi o un furby.
  • No era posible amar más a Buffy la cazavampiros, y endiosar a Sarah Michelle Gellar luego de Cruel Intentions.
  • Clarissa lo explicaba todo y Sabrina era tan lo máximo que hasta RuPaul salió ahí.
  • Alex Mack hizo que uno implorara por accidentes químicos para obtener poderes.
  • Dinosaurios y Bebé Sinclair eran lo mejor.
  • Existían los Power Rangers con su equipo original y la mejor villana ever: Rita Repulsa.
  • Gustáramos o no del fútbol todos los niños vimos Supercampeones, y tuvimos el álbum.
  • Existían deseos ocultos de ser un(a) Sailor Scout.
  • Siempre hubo un deseo ferviente de poseer el libro computarizado e inteligente de Penny, la sobrina del inspector Gadget.


  • Mario Bros, Sonic y el perro del demonio que se burlaba de uno en el juego de los patos son, entre muchos otros, personajes que quienes bordeamos los 30 años jamás olvidaremos.
  • Uno siempre quiso ser uno de los nubecinos que participaba en Nubeluz y ganaba la bicicleta, o los instrumentos, o cualquier cosa.
  • La tia Piedad, Minerva, las 3 diablas, Frico y Pilarica... y en general todos los personajes de Tentaciones eran como parte de la familia de uno (si uno es colombiano).
  • Brújula Mágica era uno de los programas educativos más bonitos y divertidos, tan o más chévere que el Tesoro del Saber, y tenía el mejor zombie conocido por mi hasta el momento: Parmenio el agrio, quien además era profesor.



  • Oki Doki fue un programa muy popular y, al igual que Lady Gaga, la gente jamás admitió su gusto por él, siempre tuvo puros fans de closet que negábamos ver el programa pero que en realidad nunca nos lo perdíamos aunque fuera muy malo. Hay que recordar que fue semillero de talentos, quién lo creyera...
  • Nació otro semillero de talentos, equivalente únicamente a la casa estudio, que perduró 17 años siendo además un coadyuvante de la digestión de miles de colombianos, el inolvidable Padres e Hijos, que me merece especial mención porque soy fan de Daniela y su prolífica vida amorosa y sexual.
  • Cuando uno ya era más adolescente siempre quiso vivir en Costa Esperanza, ser amigui del man de rastas oxigenadas y sentirse en la copia argentina y sobreactuada de Dawson's Creek, ser hippie y cantar al lado de una fogata junto a un labrador dorado "Nada nos puede pasar".

Creo, sin dudarlo, que he pasado por alto muchos eventos noventeros importantes, pero acá aplica el otro famoso y certero dicho abuelar por excelencia "los años no vienen solos" y precisamente por eso uno a sus ya casi 30 años ha olvidado muchas cosas de su infancia, pero hice mi mejor esfuerzo por recordarlas. Igual independiente de si faltaron o no cosas en la lista lo más importante de los noventa es que no existían ni Lady Gaga ni Lana del Rey, y solo por eso los noventa fueron una mejor época. Gracias.


2 comentarios:

  1. En los 90´s Bjork era divertida y tenia pasos cheveres ahora es muy artistica y seria... bahhh...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo Infame, lo mas relevante de los 90, es saber que ahora podemos vivir resentidos por tanta pendejada y libertinaje con el que vivimos ahora... por Zeus, Reggaeton, homosexualidad libre y twitter... eso es inmoralidad

    ResponderEliminar