lunes, 13 de febrero de 2012

de los fans post mortem...

“Toda novia es bonita y todo muerto es bueno” dice el refrán, e inevitablemente uno se remite a ese dicho popular cuando está en una boda o en un funeral, ya que jamás se habla de lo mala persona y/o ladrón que era el difunto sino de sus cualidades, maquillando las palabras y diciendo que “tenía carácter y era recursivo”, y una boda no será la excepción: allí jamás se mencionará que la novia es fea o gorda y por el contrario se arreglará el comentario diciendo que “es atractiva, curvilínea y exótica” y que por eso encontró marrano gringo en un sitio de citas por internet.

Sea cual fuere la razón este dicho cobra vigencia cada vez que muere alguien, especialmente si esta persona es famosa y si además logró algo relativamente significativo en su vida. Esta semana murió Whitney Houston y como por arte de magia su nombre se volvió, como diría Julito un “tropical tender” (trending topic) en twitter, la gente lamentó su partida por todo lado e incluso fans enamorados hicieron duelo y luto por su deaparecida estrella. Si, es lamentable su muerte, pero es más lamentable cuando alguien muere y de la nada aparecen fans post mortem que 24 horas antes no sabían nada de la otrora desconocida y que es ahora su “artista favorita”.


Imaginar a el dolor genuino de esta alma en pena por la partida de Whitney Houston
fue una de las muchas cosas que me inspiraron a la hora de escribir esto.







Pero Whitney no es la única estrella que tuvo la suerte de reavivar, luego de su muerte, su ya fallecida carrera en vida, pues los fans post mortem no fueron exclusividad suya, recordemos a otros dos recientes fallecidos famosos Amy Winehouse y Joe Arroyo, quienes conocidos no solo por su música sino también por sus adicciones fueron en vida altamente cuestionados y criticados por consumir drogas y alcohol pero luego de su muerte se volvieron íconos musicales (e incluso de moda en el caso de Amy), personajes a seguir, músicos subvalorados en vida y sobrevalorados después de morir; y fue ahí luego de su muerte cuando salieron muchas personas diciendo que tanto Joe como Amy habían cambiado su vida, los habían inspirado con su música e incluso habían revolucionado su mundo. Yo amaba especialmente cuando la gente hacía luto por ambos, y referenciaba su gusto ecléctico e inclusivo diciendo cosas como “Ay este 2011 se nos llevó a dos grandes R.I.P Amy y Joe” o “Yo oía a ambos, aprendí de ambos, fueron grandes inspiraciones en distintos momentos de mi vida”. Really? En serio su vida es tan crossover como para que la definan canciones tan diversas y diametralmente opuestas como “La tortuga” debajo del agua y el no rotundo de Amy Winehouse de irse a “Rehab”?

Uno pensaría que estos fanatismos after death eran únicamente noventeros y gringos, y se limitarían exclusivamente a la muerte de Kurt Cobain y a las miles de lágrimas grunchetas que humedecerían las camisas leñadoras y el pelo sucio de la época, pero no, ese fanatismo post mortuorio trasciende fronteras y épocas y demuestra realmente un sentimiento muy precario de la gente de distintas generaciones y lugares: lo que esté de moda debe gustarme, sea porque se acaba de morir alguien, porque sacó una nueva canción, o porque es algo “underground” y “exclusivo”, pues así tendré un tema de conversación que me haga encajar y parecer alguien enterado de lo actual y preocupado por el mundo y lo que allí sucede.

Pero ese sentimiento precario no se limita a ser fans de muertos famosos, de hecho Adele, viva y curvilínea, es una demostración de cómo pueden los “fans” perratiar a una artista decente y hacer que uno la termine odiando eventualmente. Hace dos años quien la conocía? Seguramente habrán visto por accidente algún video y la rechazarían por gorda y porque sus canciones eran lentas y medianamente aburridoras, pero ahora saca un albúm que alguien dice que es lo mejor, que la empodera como una gorda talentosa y resentida, la ponen hasta en la sopa y bingo! logran posicionarla encima de Lady Gaga y hacerla sonar más veces que Ai si eu te pego, convertirla en ringtone, hacerle ganar grammys, y ocasionarle a algunas personas hematomas subdurales y sangrado de oídos luego de oir 43 veces o más Rolling in the deep en una hora.

Un amigo me contaba que Adele había sacado de su interior no al gordo resentido y cursi que todos llevamos dentro sino al flaco satanizado y asesino en serie, que desesperado porque en su oficina solo sonaba Adele había empezado a planear crímenes no solo contra los sistemas de sonido, celulares y demás aparatos que reprodujeran música sino contra sus compañeros de trabajo… Ves lo que lograste fan enamorado de Adele?

En conclusión, independiente de los rencores o amores por Adele, Whitney, Amy o el Joe, queda claro que:


1. Jamás los muertos serán malos, poco talentosos, drogos o inmamables, y siempre serán subvalorados en vida, rechazados, inspirados e inspiradores y con personalidades muy fuertes que ojalá ahora, luego de su muerte, la gente “si valore como se debe”.

2. Uno nunca dirá que una novia es fea asi sea una novia gorda, sin resentimientos ni talentos como nuestra amiga Adele. Por el contrario siempre dirá algo tolerante y compasivo como "es gorda pero caribonita" ó "es una gorda con mucha personalidad".

3. Las gordas siempre, sobretodo si son famosas, serán talentosas, caribonitas y con buena voz, especialmente si son resentidas y popularizan su música de algún modo (para la muestra nuestro botón nacional Marbelle).

4. Poner en Facebook o Twitter que lamenta mucho la muerte de un artista que conoce hace 3 horas no lo hace un erudito musical, ni alguien compasivo, inclusivo, tolerante, informado o inteligente.

5. Hay que evitar ser intenso y no perratear artistas, especialmente si ya las emisoras lo hacen, ya que uno no sabe si alguien de su oficina o incluso de su casa esta mamado de tanto oir la misma canción 43 veces en una hora y este planeando su muerte.

6. Todos los muertos mencionados aquí preferirían homenajes en silencio y no manifestaciones precarias de afecto de fans que nunca supieron quienes eran ellos cuando estaban vivos.

5 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con usted, como es usual...

    ResponderEliminar
  2. Genial y completamente cierto.

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto si no pasa lo mismo con un Bon Iver alabado por algún idiota en face por ser el único "alterno" de la velada de Grammys, o con una fiesta "underground" de la "etsena" "jipster" bogotana, definitivamente eso de "lo que esté de moda debe gustarme, sea porque se acaba de morir alguien, porque sacó una nueva canción, o porque es algo “underground” y “exclusivo.. etc” aplica a todo nivel. :P.

    ResponderEliminar
  4. episodia's fan namber guan13 de febrero de 2012, 17:40

    no te preocupes episodia, cuando te cases yo si dire que estas groda, y cuando mueras me encargare que seas un tender tropical

    ResponderEliminar
  5. gracias diego, nunca he dudado que tu serás quien inmortalice mi legado de adiposidad e infamia.

    ResponderEliminar